La tienda de menaje Leroy Merlin va a reforzar su plantilla con 5.000 nuevos trabajadores en todo el país, que se incorporarán este mes de marzo y a los que se hará un contrato temporal de seis meses. La empresa francesa pretende reforzar sus puntos de venta y de asesoramiento especialmente en la sección de terrazas y jardín especialmente, en un momento del año clave para este subsector, según una nota de prensa publicada por la propia cadena.

Los puestos que se ofrecen corresponden a los siguientes sectores: vendedores y cajeros, logística, asesores de proyecto, jefes de sección y de sector, controladores de gestión, equipo de servicios y gestión de tienda, director de tienda, central de compras, Recursos Humanos, financiero, expansión, marketing y sistemas y organización.

Los únicos requisitos exigidos por Leroy Merlin son disponibilidad horaria para trabajar de lunes a sábado, residir en la provincia del puesto vacante y tener disponibilidad para trasladarse al centro de trabajo, con vehículo privado o en transporte público. Las personas que estén interesadas en esta oferta de trabajo pueden inscribirse ya en la web de empleo de Leroy Merlin.

Quienes sean finalmente seleccionados recibirán una formación especializada para conocer las diferentes funciones que tendrán que desempeñar en las áreas de construcción, bricolaje, decoración y jardinería, de acuerdo con el comunicado de Leroy Merlin. Por otro lado, los salarios varían entre los 1.100 euros y los 2.764 euros mensuales, según el puesto.

"Queremos seguir ofreciendo la mejor atención al consumidor para que pueda seguir creando entornos donde vivir mejor. Para ello, nuestros colaboradores son la fuerza que nos ayuda a responder en tiempo real a las demandas de nuestros clientes", comenta la directora de Atracción, Aprendizaje y Desarrollo del Talento de Leroy Merlin en España, Celia Cisneros. En 2020, la compañía del hogar percibió un aumento del interés de la población por las piscinas, terrazas y jardines, un fenómeno que se explica por las restricciones impuestas a raíz de la pandemia por el coronavirus.