La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha justificado este lunes el cambio en la factura de la luz a unas horas de que entre en vigor: "Es como cuando compramos un billete de avión, el precio varía según la demanda de cada vuelo". Una afirmación que parece no tener en cuenta que la luz es un servicio básico.

"Hay mucha más demanda energética por la mañana o por la tarde que por la noche o los fines de semana", ha insistido la responsable de Economía del Ejecutivo en una entrevista en la COPE.

Calviño ha defendido de esta manera los nuevos tramos a la hora de marcar los precios de la luz, que establece tres clases de franjas horarias: horas punta (más caras), horas llanas (coste medio) y horas valle (más baratas).

La vicepresidenta ha insistido en que, de media, "va a bajar el precio de la luz" para la ciudadanía, pero "sobre todo vamos a avanzar hacia un sistema que discrimine más según las horas".

Para el Ejecutivo, la reforma eléctrica es "una prioridad", ha subrayado Calviño, y es por eso que este mismo martes el Consejo de Ministros aprobará un anteproyecto de ley para aminorar los beneficios de las compañías energéticas.

En concreto, la norma pretende atajar la sobrerretribución que percibe en el mercado mayorista la electricidad que se genera en plantas hidráulicas y nucleares, conocida como 'beneficios caídos del cielo', lo que se traduciría en una reducción de la factura de la luz para el consumidor.

Fuentes de la Vicepresidencia de Transición Ecológica apuntan a laSexta que la norma afectará a las plantas no emisoras previas al 2005 que vendan energía en el mercado. Así, la medida no afectará a las plantas construidas después de esa fecha, a las que cuenten con retribución regulada ni a las que se acojan a las subastas ni a ninguna iniciativa de inversión.

"El precio de las emisiones de carbono ha aumentado muchísimo en los mercados", ha señalado Calviño, apuntando que no hay perspectiva de una bajada a corto plazo. "Esto incentiva que seamos más eficientes y las energías renovables, pero sube el coste de la energía", ha detallado, justificando la reforma propuesta para evitar que la subida repercuta en la factura del consumidor.

Unidas Podemos pide acabar con los 'beneficios caídos del cielo'

Por su parte, Unidas Podemos ha propuesto limitar los conocidos 'beneficios caídos del cielo' para abaratar el precio de la luz.

Según fuentes de la coalición morada a laSexta, para rebajar el coste de la energía es necesario minorar los beneficios que reciben las centrales nucleares e hidroeléctricas para generar la electricidad, una minoración que no se aplicará para las plantas renovables.

El ahorro de estos beneficios, señalan desde Unidas Podemos, financiará los cargos del sistema y reducirá la factura.