La ratificación por parte del Tribunal Supremo de las multas impuestas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a 21 empresas de concesionarios de coche por haber creado un cártel ha supuesto que los afectados, más de 10 millones de particulares y empresas que compraron un vehículo entre febrero de 2006 y agosto de 2013, puedan reclamar indemnizaciones de unos 2.500 euros de media.

Las empresas involucradas en el llamado cártel de coches se las ingeniaron para pasarse información confidencial durante varios años entre ellas, de tal manera que practicaron políticas comerciales menos agresivas y menores descuentos en los que se vieron perjudicados los consumidores.

Según cálculos del sector, los compradores de un automóvil entre esas fechas habrían invertido entre 2.000 y 9.000 euros de más sobre el precio de venta del vehículo, debido a estas prácticas anticompetencia que encarecieron los precios de los coches.

Así puedes reclamar

Ahora bien, ¿cómo efectuar la reclamación de este sobrecoste? Se puede hacer de manera individual o recurriendo a asociaciones como la Agrupación de Afectados por el Cártel de Coches, que ha puesto en marcha un formulario específico en su página web.

Para poder reclamar, sea persona física o jurídica, es necesario aportar la factura de la compra o la acreditación del pago del alquiler o del leasing del vehículo. También en el caso de haber abonado reparaciones. Es necesario también adjuntar la ficha técnica del vehículo y los contratos correspondientes.

Estas son las compañías a las que se puede reclamar la indemnización, de acuerdo con el listado de la AACC:

  • AUTOMÓVILES CITROËN ESPAÑA, S.A. como empresa distribuidora de los automóviles de la marca CITROËN en España
  • B&M AUTOMÓVILES ESPAÑA, S.A. como empresa distribuidora de los automóviles de la marca MITSUBISHI en España
  • BMW IBÉRICA, S.A.U. como empresa distribuidora de los automóviles de la marca BMW en España
  • CHEVROLET ESPAÑA, S.A.U. como empresa distribuidora de los automóviles de la marca CHEVROLET en España
  • CHRYSLER ESPAÑA, S.L., como empresa distribuidora de los automóviles de las marcas CHRYSLER, JEEP y DODGE en España
  • FIAT GROUP AUTOMOBILES SPAIN, S.A., como empresa distribuidora de los automóviles de las marcas FIAT, ALFA ROMEO y LANCIA y desde julio de 2010 de las marcas CHRYSLER, JEEP y DODGE en España
  • FORD ESPAÑA, S.L., como empresa distribuidora de los automóviles de la marca FORD en España
  • GENERAL MOTORS ESPAÑA, S.L.U., empresa distribuidora de los vehículos de la marca OPEL en España
  • HONDA MOTOR EUROPE LIMITED, SUCURSAL EN ESPAÑA, S.L., empresa distribuidora de automóviles de la marca HONDA en España
  • HYUNDAI MOTOR ESPAÑA, S.L.U., empresa distribuidora de la marca HYUNDAI en España
  • KIA MOTORS IBERIA, S.L., empresa distribuidora de la marca KIA en España
  • MERCEDES BENZ ESPAÑA, S.A., distribuidora de la marca MERCEDES en España
  • NISSAN IBERIA, S.A., como empresa distribuidora de la marca NISSAN en España
  • PEUGEOT ESPAÑA, S.A., empresa distribuidora de los automóviles de la marca PEUGEOT en España
  • PORSCHE IBÉRICA, S.A., empresa distribuidora de los automóviles de la marca PORSCHE en España
  • RENAULT ESPAÑA COMERCIAL, S.A., empresa distribuidora de los automóviles de la marca RENAULT en España
  • SEAT, S.A., empresa distribuidora de los automóviles de la marca SEAT en España
  • TOYOTA ESPAÑA, S.L., empresa distribuidora de los automóviles de las marcas LEXUS y TOYOTA en España
  • VOLKSWAGEN AUDI ESPAÑA, S.A., empresa distribuidora de los automóviles de las marcas AUDI, SKODA y VW en Españ
  • VOLVO CAR ESPAÑA, S.A., empresa distribuidora de los automóviles de la marca VOLVO en España

Multa de 171 millones de euros

El Tribunal Supremo está ratificando ahora las multas que impuso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a 21 empresas por haber creado un cártel, desestimando los recursos de casación presentados por 15 de los fabricantes. Además, la Audiencia Nacional ya confirmó las sanciones en sentencias dictadas en diciembre 2019, desestimando los recursos presentados por las empresas involucradas.

La multa, de 171 millones de euros a pagar entre las compañías involucradas -todas salvo el Grupo Volkswagen, por colaborar- supuso el mayor golpe a la industria del automóvil.

Según el informe de la CNMC, desde fabricantes hasta distribuidores se las ingeniaron durante siete años para, en secreto, pasarse información confidencial.

"Ha quedado acreditado que las empresas desarrollaron dichos intercambios de información con manifiesta ocultación y secretismo valiéndose de específicos mecanismos que facilitaban dicho intercambio", recogía dicho documento.

Esta artimaña, tal y como dejó claro la CNMC, la notaron negativamente los consumidores, que en el citado periodo contaron con menores descuentos y políticas comerciales menos agresivas. Es por ello que el regulador habló de un auténtico cártel, y de hecho, las empresas llegaron a crear un foro de directivos para reunirse y pasarse información confidencial.