El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un ambicioso paquete de medidas en materia de vivienda para hacer frente a la situación de un mercado que imposibilita el acceso de los jóvenes a un derecho que, según el propio Gobierno, está llamado a convertirse en "el quinto pilar del Estado del bienestar".

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha presentado hoy los tres textos aprobados por el Ejecutivo a falta de la Ley de Vivienda, que no ha podido recibir la luz verde por el retraso en el informe preceptivo del Consejo General del Poder Judicial.

Sánchez ha asegurado que con la aprobación de estas medidas se "contribuye a resolver una de las asignaturas pendientes de nuestra democracia", ya que la vivienda ha sido una materia "sometida en muchos periodos a un olvido injustificado".

Bono joven de alquiler

Una de sus medidas estrella ha sido la aprobación del nuevo Bono Joven de Alquiler para facilitar el acceso a la vivienda de los ciudadanos de entre 18 y 35 años a través de una ayuda económica que ascenderá a un máximo de 250 euros mensuales durante dos años.

El Gobierno ha aprobado un real decreto, que tendrá que pasar por la Conferencia Sectorial para decidir el reparto de fondos entre las comunidades autónomas. Posteriormente volverá al Consejo de Ministros para ser ratificado. Quedan por delante unas semanas de tramitación, aunque entrará en vigor con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2022.

La ayuda está destinada a los jóvenes de entre 18 y 35 años que encuentran dificultades para la emancipación. La principal característica que se debe tener en cuenta es que los beneficiarios deberán acreditar rentas de trabajo y estas no podrán ser superiores a los 23.725,8 euros al año, tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

El alquiler deberá tener un precio máximo de 600 euros al mes, aunque las comunidades podrán ampliar este máximo hasta los 900 euros. La ayuda es individual, si hay dos jóvenes que cumplan los requisitos y tienen un régimen de alquiler compartido podrán acceder ambos a los 250 euros de bono. El requisito es que el precio del alquiler no supere los 300 por habitación, ampliable en otros supuestos a 450 euros.

Quienes reciban esta ayuda podrán hacerlo durante un plazo máximo de dos años, y durante ese periodo se aportará de manera mensual. En total, el Gobierno prevé destinar a este bono un total de 200 millones de euros del que se podrán beneficiar hasta 70.000 jóvenes.

Promoción del cohousing

El Plan Estatal de Vivienda 2022-2025 también promociona el cohousing (o covivienda, o vivienda colaborativa, si empleamos el español). Consiste en un modelo de comunidad en el que sus habitantes tienen un espacio privado para vivienda y comparten otros para recursos y servicios públicos, pero además participan de manera activa en el diseño y gestión de todo ese entorno.

Ayudas de rehabilitación y alquiler juvenil

El Plan Estatal de Vivienda también incorpora otras medidas. Por ejemplo, ayudas de rehabilitación de entornos residenciales y edificios, que se articulará mediante los fondos europeos que está recibiendo a España.

También se promueve la vivienda de alquiler y también la adquisición en municipios de hasta 10.000 habitantes, que se enfrentan al reto demográfico. Se establecen también ayudas directas en régimen cooperativo. También se reserva el 30% del plan de alquiler asequible para los jóvenes. Se destinarán 10.000 millones para vivienda social, ayuda a la población más frágil y rehabilitación, así como incrementar el parque público.