La organización ecologista Greenpeace ha mostrado su rechazo frontal al Black Friday a través de una acción reivindicativa en el centro de Madrid.

En plena Gran Vía, Greenpeace ha desplegado una enorme pancarta desde lo alto de un edificio. En ella se ha podido leer "Consumismo = crisis climática".

 

Desde Juventud por el Clima, impulsor del movimiento Fridays For Future en España, también se oponen al Black Friday. Lo hacen en una nueva jornada de movilizaciones en diferentes ciudades españolas para exigir "respuestas políticas concretas urgentes, coherentes y que se ajusten a la gravedad del problema en el contexto actual global de crisis climática y ecológica".

Juventud por el Clima critica este "evento global que se ha mediatizado" por la dinámica del "hiperconsumismo" que representa dentro del modelo socioeconómico actual.

Fridays For Future denuncia que las empresas no se hacen responsables de los daños que causan al planeta, son las únicas beneficiarias de esta oleada de ingresos y consumo y recuerda que entre el año 2000 y el 2014 la producción de ropa se duplicó y se estima que cada español se desprende de siete kilos de ropa anuales.

Por ello, contra el consumismo y por la protección del planeta, Juventud por el Clima se concentrará este viernes ante el Congreso a las 17:00 horas aunque la protesta será de menor intensidad a la espera de la gran manifestación del 6 de diciembre.