El departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) ha anunciado un parón de tres día antes de Navidad, concretamente para los días 20, 21 y 22 de diciembre. En el comunicado que han emitido hablan de un "estado de abandono por parte del Gobierno" tras "varios años de negociación".

Tras este anuncio, el Gobierno ha tendido la mano a la patronal para seguir negociando y llegar a un acuerdo al respecto. Así lo ha trasladado la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, que ha hablado de una "disposición total y absoluta" por parte del Ejecutivo para continuar hablando.

"Tenemos margen para hablar como llevamos haciéndolo un tiempo. Hace unas semanas nos reunimos para ver qué medidas ayudarían y muchas exceden de nuestro ministerio, pero la disposición es total y absoluta para seguir hablando y daremos todas las facilidades que podamos", ha señalado.

Asimismo, ha puesto en valor el trabajo que ha realizado el sector del transporte, especialmente durante los meses más duros de la pandemia de coronavirus. "Es un sector fundamental para la recuperación y tuvo un papel importante en la pandemia. Sabemos de su importancia y de sus dificultades".

En la misma línea se ha pronunciado la vicepresidencia económica, Nadia Calviño, que ha hablado de un "diálogo muy constructivo con el sector". Un ámbito que, a su juicio, "es esencial para la logística".

"Somos sensibles con el sector, que es esencial para la logística. Lo hemos atendido con especial cuidado y el ministerio está en constante diálogo con ellos. No es deseable que haya una huelga en estas fechas", ha resaltado en una entrevista en 'TVE'.

Desde la patronal advierten de que se les ha "agotado la paciencia y los canales razonables para la negociación" y critican, además, que hay una "absoluta falta de sensibilidad por parte de los clientes en la presente coyuntura económica, quienes se aprovechan de la posición de dominio que les concede la vigente regulación del contrato de transporte de mercancías por carretera".

Una coyuntura que, según indican en comunicado, está "provocando incluso un enorme problema de falta de conductores profesionales ante el trato degradante e inhumano en las condiciones en las que realizan su trabajo". Por todo ello, el CNTC convoca unos días de cese de actividad entre las 24 horas del día 19 de diciembre y las 24 horas del 22 de diciembre. En este sentido, han advertido que "solo un cambio radical y urgente por parte de Gobierno y clientes podría evitar este conflicto".

Por su parte, el sindicato CCOO ha reclamado la reactivación del diálogo social para tratar las cuestiones por las que se ha decretado el paro patronal que, insisten, no es una huelga.