SE TEME UN NUEVO CASO 'VOLKSWAGEN'

SE TEME UN NUEVO CASO 'VOLKSWAGEN'

Francia exige a Renault acción inmediata para reducir las emisiones

La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, ha reclamado al fabricante Renault una acción inmediata para reducir las emisiones contaminantes de sus vehículos, sin esperar a las conclusiones definitivas de la comisión técnica que ella misma puso en marcha. La policía francesa investigó un día antes varias sedes de la constructora automovilística por otro posible caso Volkswagen.

Frontal de un vehículo de la marca Renault
Frontal de un vehículo de la marca Renault | EFE

"Sin esperar las conclusiones, Renault tiene que reaccionar desde ya para ajustar sus motores a las normas", declaró Royal en una entrevista publicada por "Le Parisien".

La ministra reconoció que, de acuerdo con las primeras investigaciones de la comisión técnica creada en Francia en septiembre con ocasión del escándalo Volkswagen, no se ha podido demostrar "ningún trucaje voluntario" en los 22 coches de ocho fabricantes diferentes que se han sometido a prueba.

Sin embargo, la ministra puntualizó que sí se ha observado una superación de las normas en las emisiones contaminantes de dióxido de carbono (CO2) y de óxido de nitrógeno (NOx) en vehículos de Renault y de "al menos otros dos constructores extranjeros" que no nombró. 

La emisora France Info, que precisó que esas otras dos marcas son las alemanas Volkswagen y Mercedes, indicó que la última versión del Renault Espace ha dado unos resultados que multiplican por entre cinco y diez veces el volumen de CO2 y de NOx declarado para ese modelo.

Royal insistió en que de esos datos hay que culpar a las reglas de control que ha habido hasta ahora que permitían hacer las homologaciones. "Por una parte, esos controles no iban suficientemente lejos. Y por otra, sufrían de una brecha entre lo que se observaba en el laboratorio y la realidad de las emisiones en utilización normal en carretera", argumentó.

De hecho, la comisión técnica ha modificado los protocolos de verificación, que incluyen pruebas de los coches en funcionamiento corriente en carretera. De aquí al verano debe pasar por su filtro un centenar de vehículos de las marcas comercializadas en Francia.

Las grandes diferencias entre las emisiones declaradas y las constatadas fueron las que llevaron al organismo antifraude francés a llevar a cabo registros en diversas instalaciones de Renault.

El otro grupo automovilístico francés, PSA Peugeot Citroen, ha asegurado que en el examen de la comisión técnica a algunos de sus coches ha quedado probada "la ausencia de toda anomalía". "Los resultados demuestran la pertinencia de las decisiones tecnológicas de PSA Peugeot Citroen en materia de tratamiento de emisiones contaminantes", indicó en un comunicado.

EFE | Francia | 15/01/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.