"Si no se produce una bajada en los próximos días, el recibo del usuario medio superará el máximo que se alcanzó en el primer trimestre de 2012". Es la reflexión de Facua-Consumidores en Acción, asociación que ha realizado un análisis sobre la evolución del precio de la tarifa regulada (PVPC). En su informe publicado este lunes, ha apuntado que si se extrapolan a un mes completo los precios aplicados del 1 al 21 de junio de este año, el recibo del usuario medio sería el más caro de la historia.

Es decir, que la actual factura superaría su importe más alto hasta el día de hoy, los 88,66 euros que se registraron durante el primer trimestre de 2012 frente a los 88,76 euros de ahora. Con los mismos datos en la mano, Facua, que en su estudio tiene en cuenta una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y un consumo de 366 kilovatios hora (kW/h) mensuales, ha señalado que la subida interanual subiría un 46,5% frente a junio de 2020, cuando el precio era de 66,58 euros (un aumento de 28,18 euros), recordando que el recibo medio en mayo fue de 82,13.

En cuanto a los porcentajes de consumo en los tres tramos horarios del nuevo sistema de facturación (horas valle, llana y punta), la asociación ha tomado como referencia el actual perfil de usuario medio sin discriminación horaria publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que consume el 45% de la electricidad en el horario valle, el 29% en el horario punta y el 26% en el horario llano. Así, resuelve que el precio medio del kWh del 1 al 21 de junio fue de 13,66 céntimos en horario valle, 18,45 céntimos en horario llano y 30,66 céntimos en horario punta.

Frente a estos números, el precio medio -sin tener en cuenta los tramos tarifarios aplicados con el nuevo sistema- de la factura en junio de 2020 fue de 11,31 céntimos (más de dos euros menos que con la aplicación de las horas valle), y de 13,78 en junio de 2019. "Si se ponderan los consumos del usuario medio en cada tramo horario, el precio medio del kWh estos primeros 21 días de junio asciende a 19,83 céntimos, un 75,3% por encima de los 11,31 de junio de 2020", ha detallado Facua, que ha incidido en que este precio "se acerca al pico histórico de la segunda semana de enero de 2021 (de los días 8 al 14, en pleno temporal de Filomena), cuando alcanzó los 20,64 céntimos".

Denuncian los "brutales incrementos tarifarios"

La asociación de consumidores ha querido recordar asimismo que, al margen de los picos máximos registrados en momentos concretos, el precio mensual más elevado de la historia de España registró durante todo el primer trimestre de 2012, cuando el kWh se situó en 20,85 céntimos. "En estas fechas, era el Gobierno el que fijaba el precio, que se publicaba en el Boletín Oficial del Estado (BOE)", ha destacado en dicho informe, donde han aprovechado para reclamar al Gobierno implantar medidas "ante los brutales incrementos tarifarios que continúan aplicando las eléctricas".

En este sentido, también plantean "un cambio en el nuevo sistema de facturación por tramos horarios en vigor desde el 1 de junio, que representa por sí solo un incremento en el precio de la energía consumida para un altísimo porcentaje de consumidores y perjudica especialmente a las economías más desfavorecidas". En su análisis, Facua ha cargado contra la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica por no intervenir de forma más directa en esta cuestión: "La asociación lamenta que Teresa Ribera no haya manifestado públicamente que la CNMC debe modificar los horarios, con el adelanto del periodo valle a las 22.00 horas de lunes a viernes".

"Una petición que sí ha trasladado a Competencia la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, atendiendo la reivindicación de FACUA", han añadido. Además, ha instado al Gobierno a "cumplir la promesa de aplicar una tarifa más baja para los primeros kilovatios hora (kWh) consumidos, uno de los compromisos incluidos en el acuerdo firmado por PSOE y Unidas Podemos en diciembre de 2019".