El pasado octubre, Pedro Sánchez reafirmó su compromiso de que el importe total del recibo de la luz en 2021 sería similar al de 2018, sin tener en cuenta la inflación. "La factura de la luz de 2021 va a ser semejante a la de 2018, lógicamente descontada la inflación [...] lo vamos a cumplir", aseguró el Presidente del Gobierno durante una entrevista con Antonio García Ferreras en laSexta.

No obstante, Pedro Sánchez no aclaró en qué se basará el Gobierno para hacer el cálculo del precio, por lo que vamos a establecer varios escenarios.

Para elaborar la primera hipótesis, nos centramos en el Instituto Nacional de Estadística. Tomando de referencia su índice de precios, se puede apreciar que la factura regulada de este año (de enero a octubre) está siendo un 10% más cara en comparación con la de 2018. Para que el compromiso se cumpliera, los recibos de noviembre y diciembre deberían ser casi un 40% más baratos que el de octubre.

"El precio de la electricidad se mantiene en niveles muy altos, algo que pone serio peligro el compromiso hecho", indica Enrique García, portavoz de la OCU.

Para establecer la segunda hipótesis, recurrimos a los expertos y al dinero. Según Enerjoin, la tarifa regulada hasta octubre se ha encarecido hasta un 20% y su previsión indica que es imposible cumplir el objetivo. Si el recibo total de 2018, sumando el incremento de precios, es de 687 euros, la previsión para este final de año es de 856 euros. Es decir, que en 2021 pagaríamos 170 euros más.

"Definitivamente, nosotros creemos que no es posible que al final se cumpla el compromiso", indica Sergio Santos, de Enerjoin.

Realizamos una tercera hipótesis basándonos en algo que dijo Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el recibo promedio de una tarifa regulada en 2018. "Los consumidores que cuentan con una tarifa PVPC pagaron un total de 598 euros", aseguró. Si a esos 598 euros le añadimos el incremento de precios reflejado en el IPC, la suma es de 630 euros. Calculamos una factura de tarifa regulada con parámetros similares para este año y nos sale que hemos pagado hasta ahora 608 euros, por lo que las facturas de noviembre y diciembre juntas no pueden superar los 22 euros. Algo que es prácticamente imposible.