Parecía que los Papeles de Panamá se convertirían en una alegría extra para la recaudación de Montoro, pero el informe sobre su impacto que presenta el Parlamento Europeo es la constatación de que aún queda mucho por hacer.

Sólo en España las sociedades que surgieron de despachos como el de Mossack Fonseca dejaron de pagar 520 millones de euros en 2015 al evadir casi 1.900 millones de euros.

En Europa, lo que no se ha recaudado con todo tipo de estructuras opacas se eleva hasta un máximo de 237.000 millones. Nuestro país es uno de los cuatro países de los 28 que no ha contestado a la Comisión de Investigación impulsada por Bruselas.

Entre las soluciones que proponen en el informe, piden concretar qué es un paraíso fiscal, registros públicos de beneficiarios finales o garantizar la protección de los filtradores.

Todo tras una investigación histórica por la que el Consorcio Internacional de Periodistas, representado en España por laSexta y El Confidencial acaba de ganar el Premio Pulitzer.