José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, ha planteado una nueva propuesta a la patronal y las organizaciones sindicales para avanzar en la negociación hacia la prórroga de los ERTE.

Así, ha puesto sobre la mesa la elevación del 80% de las exoneraciones de las cuotas de la Seguridad Social para los nuevos ERTE en los sectores empresariales más afectados por la pandemia de coronavirus.

En el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones considera que son exoneraciones muy generosas que incluyen a empresas no turísticas. Asimismo, defienden que los ERTE por rebrotes planteados son muy flexibles.

Además, el Gobierno ha redactado una nueva fórmula por la que se aplicarán estas bonificaciones a todas las empresas que formen parte de la cadena de las compañías más afectadas.

El objetivo del Ministerio de Trabajo es que los ERTE se extiendan hasta enero, y no hasta el 31 de diciembre, debido a la campaña de Navidad.

Escrivá ya explicó hace unos días que quedan unas 700.000 personas en ERTE activas, y de las que no están activas hay un 20% de empleo parcial. "Si sumáramos los ERTE a los parados estaríamos por debajo del 20%".

El ministro afirmó en Al Rojo Vivo que "en este momento tenemos unos seis millones de trabajadores parados, de los que un millón fueron despedidos, 3,5 millones estaban en ERTE y un millón y medio en prestación"