Los nuevos billetes de 100 y 200 euros entran este martes en circulación, según ha informado el Banco Central Europeo (BCE), que ha precisado que incorporan elementos de seguridad nuevos y mejorados que dificultan aún más su falsificación.

Así, en la parte superior de la banda plateada, un holograma con satélite muestra pequeños símbolos '€' que, al inclinar el billete, se mueven alrededor del número que indica su valor y se aprecian con más claridad bajo una luz directa.

La banda plateada también muestra el retrato de la princesa de la mitología Europa, el motivo arquitectónico y un símbolo '€' grande. Asimismo, los nuevos billetes de 100 y 200 euros incorporan un número verde esmeralda mejorado, en el que aparecen símbolos '€' dentro del dígito.

Además, estos billetes no pueden ser escaneados de ningún modo ya que cuentan con un sistema que evita que los escáneres puedan hacerlo, impidiendo así su copia.

Los nuevos billetes, de acuerdo con el BCE, pueden comprobarse fácilmente con el método 'toque, mire y gire', que puedes ver en este vídeo:

Por otra parte, los nuevos billetes de 100 y 200 euros tienen ahora la misma altura que los de 50 euros (aunque conservan su longitud superior), por lo que son más fáciles de manejar y procesar por las máquinas. De esta manera, según explica el BCE, entrarán mejor en las carteras de los ciudadanos y tendrán mayor durabilidad, ya que estarán menos expuestos al desgaste.

Estos son los últimos billetes de la serie Europa, así llamada porque muestran el retrato de la princesa fenicia de la mitología griega que da nombre al continente. Se trata de la segunda serie de billetes de euro, que sustituirá gradualmente a los introducidos en 2002 con la implantación de la moneda europea. Los primeros en ser modificados fueron los billetes de 5 euros, en el año 2013. Un año después les siguieron los de 10 y posteriormente, los de 20 y 50.

 

Los de 100 y 200 son los últimos en cambiar su fisionomía, ya que el de 500 euros no ha sufrido modificaciones porque está siendo retirado de la circulación, aunque el BCE ha aclarado que estos billetes conservarán su valor "indefinidamente" y podrán ser canjeados en los bancos centrales de cada país sin obstáculo alguno y por un periodo "ilimitado".

Los billetes de 100 y 200 euros de la primera serie, al igual que las demás denominaciones, seguirán siendo de curso legal, continuarán utilizándose junto con los de la nueva y se irán retirando paulatinamente de la circulación.

El billete de 100 euros es la tercera denominación más usada después de los de 50 y 20 euros. Según el BCE, la demanda de billetes de 100 y 200 euros está aumentando, a una tasa anual del 7,6% y del 8,6%, respectivamente.