La semana arranca con la Cumbre del Clima, que se celebra entre el 2 y el 13 de diciembre en Madrid, y culminará con la fiesta de la Constitución el 6 de diciembre y la festividad de la Inmaculada que, al caer en domingo, se pasa al lunes 9 de diciembre.

Unas jornadas que estarán marcadas por las huelgas convocadas en gasolineras, Renfe, Metro y la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid.

Huelga en las gasolineras

Los 55.000 trabajadores de las estaciones servicio de toda España están convocados por los sindicatos de CCOO y UGT a dos jornadas de huelga el 5 y el 9 de diciembre, coincidiendo con la operación salida de la Constitución y la vuelta el lunes.

UGT ha informado, según la agencia Servimedia, que el motivo de estos paros es el bloqueo de la negociación del nuevo convenio colectivo del sector, un proceso que se prolonga ya durante más de un año.

Y es que, en este periodo de tiempo no ha habido ningún avance significativo y se encuentran en una situación de bloqueo por el inmovilismo de las patronales CEES y AEVECAR, que impiden tener "un convenio digno", según el sindicato.

En este sentido, desde UGT denuncian que "las patronales no solo quieren que los trabajadores sigan como están: pretenden que estén todavía peor ya que a estas alturas de la negociación siguen ofreciendo unos incrementos salariales tan ínfimos que deberían producirles sonrojo si los comparamos con los cuantiosos beneficios que están obteniendo".

En concreto, la última propuesta de las patronales en la mesa de negociación ha sido la de ofrecer incrementos salariales del 1,5% para el año 2019, y del 0,7% para los años 2020 y 2021.

Sin embargo, AEVECAR sostiene que el incremento salarial ofrecido a los sindicatos representa una "considerable recuperación de capacidad adquisitiva para los trabajadores", toda vez que se sitúa ampliamente por encima de la inflación prevista para 2019 (que será en torno al 0,5%) y ofrece un margen de mejora, sobre la inflación real, también para los años 2020 y 2021.

Paros en Renfe

El sindicato CGT ha convocado una jornada de paros parciales para este 5 de diciembre, coincidiendo, al igual que la huelga de las gasolineras, con la operación salida de este puente.

En este caso, se convocan tres paros de cuatro horas cada uno que se llevarán a cabo entre las 00:00 y 04:00 horas, entre las 11:00 y 15:00 horas y entre las 20:00 y 00:00 horas. Además, también han convocado una huelga para el viernes 20 de diciembre, cuando comienza la primera operación salida de las fiestas navideñas.

Con estas movilizaciones, recoge Europa Press, CGT pretende poner de manifiesto "la falta de voluntad de diálogo", que consideran han mostrado el Ministerio de Fomento y Renfe desde que se anunciaron los paros del 5 de diciembre.

El sindicato tiene por objetivo protestar por la política de "privatizaciones y externalizaciones" que considera se está llevando a cabo en el sector ferroviario, y por la falta de personal que presentan tanto Renfe y Adif por el acceso a la jubilación de sus envejecidas plantillas.

"No podemos quedarnos quietos en Renfe y Adif cuando el futuro que pretenden es vender a los ferroviarios y a la empresa a precio de saldo, cuando siguen privatizando todos los sectores productivos y cuando sus respectivos planes de empleo no recogen las necesidades productivas reales", ha señalado el sindicato.

Huelga en la EMT de Madrid y Metro

También coincidiendo con la Cumbre Mundial del Clima, la sección de Metro del sindicato único de trabajadores Solidaridad Obrera y los trabajadores de la EMT de Madrid han convocado una huelga de 24 horas este martes 3 de diciembre.

Desde el sindicato exigen "la toma de medidas globales contra el cambio climático y el expolio y la destrucción del medio ambiente", además de "medidas de prevención y salud efectivas" para los trabajadores de Metro de Madrid "frente al riesgo a sufrir secuelas por exposición al amianto".

En este sentido, han pedido que se creen fondos de compensación para los trabajadores que han estado expuestos al amianto, así como la erradicación inmediata de este conjunto de minerales.

Por otro lado, Solidaridad Obrera exige la creación de empleo necesario para "volver a dar un servicio de calidad", recuperando los "mínimos estándares de seguridad y calidad" en la prestación del servicio y demanda el cumplimiento del vigente convenio colectivo, reactivando las mesas de productividad.