El Consejo de Ministros ha dado luz verde a la ampliación de los ERTE y de las prestaciones para autónomos hasta el 30 de septiembre tras el acuerdo con sindicatos y empresarios: Los agentes sociales han estado a la altura de las circunstancias", ha dicho la ministra portavoz del Gobierno en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y ha añadido: "El empleo es nuestra prioridad y si el Gobierno y agentes sociales remamos en la misma dirección será beneficioso (...) España es un país mejor que cuenta con mayor protección social".

En cuanto a los ERTE, "es un instrumento para que las empresas puedan recurrir a una salida que no suponga la salida de los trabajadores del mercado laboral". Se mantienen a por causa de fuerza mayor para las empresas que aún no han vuelto a la actividad y se contempla la posibilidad de que las empresas que se vean obligadas a cerrar de nuevo por culpa de un rebrote del coronavirus puedan acogerse a estos procedimientos.

A los ERTE de fuerza mayor total vigentes actualmente se les aplicará una exención en las cotizaciones empresariales del 70% en julio, del 60% en agosto y del 35% en septiembre en el caso de empresas con menos de 50 trabajadores. Para las empresas con más de 50 empleados, la exoneración de cuotas será del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre.

A las empresas en ERTE se les aplicarán exoneraciones de entre el 25% y el 80% en los próximos meses

En el caso de empresas que actualmente están activas pero que se vean obligadas a cerrar como consecuencia de un rebrote del virus, se permitirá que puedan acogerse a un ERTE de fuerza mayor total, que contaría con una exoneración de cuotas para las empresas del 80% si su plantilla es inferior a 50 trabajadores y del 60% si tiene más de 50 trabajadores.

Para los ERTE de fuerza mayor parcial y los ERTE por causas objetivas, las exoneraciones a las empresas serían las mismas: para las empresas de menos de 50 trabajadores alcanzarían el 60% por los trabajadores que volvieran a la actividad y el 35% por los que siguieran en el ERTE, mientras que para las de más de 50 trabajadores serían del 40% por cada trabajador que se reincorporara a su puesto y del 25% por el que siguiera en el ERTE.

Se amplía también la prestación extraordinaria para los autónomos

También se ha aprobado la prórroga de la prestación extraordinaria para trabajadores autónomos: se amplía la exención de las cuotas de la Seguridad Social para los autónomos que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria, que incluía una ayuda económica y una exención de las cuotas. Así, estos trabajadores no pagarán la cuota de julio y tendrán una exención del 50% en agosto y del 25% en septiembre.

Los beneficiarios de la prestación extraordinaria podrán solicitar la prestación ordinaria por cese de actividad, siempre que acrediten una reducción de la factura del 75% del tercer trimestre de este año en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Para ello, no se necesitará esperar a que termine el trimestre, sino que podrán solicitar la prestación ordinaria cuando estimen que cumplen los requisitos y acreditarlos documentalmente una vez finalice el trimestre.

Como novedad, incluye una prestación para los autónomos fijos discontinuos o de temporada, los que tienen actividad de julio a septiembre, que se homologa a la que desde el inicio del estado de alarma tuvieron los autónomos. "Por primera vez, se aprueba una prestación para los autónomos de temporada. Podrán cobrar hasta el 70% de la base de cotización", ha explicado Montero.