Calcular la pensión de jubilación que te corresponde es bastante complejo, y una buena calculadora puede ser la mayor aliada. La primera premisa para realizar el cálculo de la pensión pública de jubilación es sumar todas tus bases de cotización de los años previos a tu retiro laboral. Recuerda que tu salario y lo que has cotizado a la Seguridad Social a lo largo de tu recorrido laboral no es lo mismo.

A través de la suma de todo lo cotizado en años anteriores obtienes tu base reguladora, a la que debes aplicar una serie de cálculos y porcentajes, que varían según la edad, el tiempo que adelantes o alargues la edad de jubilación ordinaria y, por supuesto, los años cotizados. Los porcentajes y divisores vienen establecidos por el Real Decreto Legislativo 8/2015, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Actualmente, la edad ordinaria para optar a la pensión de jubilación es de 65 años y 10 meses, excepto si has cotizado 37 años o más, lo cual te permitiría jubilarte a los 65. A partir de este año, la edad de jubilación se irá incrementando a razón de dos meses por año hasta 2027, en el que se habrán alcanzado los 67 años como edad legal de jubilación. Para ese año, solo podrán abandonar el mercado laboral con 65 años aquellos que acrediten al menos 38 años y 6 meses o más de cotizaciones.

Tres pasos para calcular tu pensión de jubilación

El primer paso es recopilar las bases de cotización a la Seguridad Social de los últimos años previos a la jubilación. En este 2020, en el cálculo se tienen en cuenta los 23 años previos a la jubilación. Esto equivale a 276 meses computables.

Una vez que tenemos las bases de cotización procederemos a sumarlas y dividirlas entre 322. De esta forma obtendremos lo que se conoce como base reguladora. No debemos confundirla con la pensión de jubilación, porque aún quedan hacer una serie de ajustes y aplicar los porcentajes correspondientes.

Ahora hay que tener en cuenta el número de años cotizados a lo largo de tu vida laboral. 15 años cotizados dan derecho al 5% de la base reguladora, mientras que para acceder al 100% es necesario contar con 36 años cotizados. Aplicando los porcentajes correspondientes, establecidos por ley, sobre la base reguladora, ya sabrías la cuantía que corresponde a tu pensión de jubilación.

La base reguladora de aquellos trabajadores que acceden a la jubilación antes de cumplir la edad ordinaria sufrirá una reducción en función del tiempo que se anticipe la edad de jubilación. En el caso contrario, si un trabajador cumpliendo los requisitos para jubilarse retrasa su jubilación más allá de la edad ordinaria, su base reguladora se verá incrementada en función del número de años completos que retrase la jubilación.