El Consejo de Ministros Extraordinario ha aprobado este jueves la reducción del IVA de la factura de la luz del 21% al 10%.

A esta medida, que afectará a casi la totalidad de los hogares españoles, se suma también la suspensión durante tres meses del impuesto a la producción eléctrica. Algo que, según ha argumentado la ministra de Hacienda en rueda de prensa, "también repercutirá en el precio con un ahorro de en torno al 5% o 6%". Asimismo, María Jesús Montero ha anunciado la transmisión de 100 millones de euros al Ministerio para la Transición Ecológica para ayudas al sector electrointensivo.

En cuanto a la duración de esta medida, el Ejecutivo ha detallado que la cobertura del decreto finaliza el 31 de diciembre de este año. Si bien, volverán a evaluar las consideraciones para ver si es conveniente adoptar nuevas posiciones al respecto.

Esta medida llega tras varias subidas consecutivas del precio de la electricidad en nuestro país. De hecho, según datos de la organización de consumidores FACUA, el precio de la factura de la luz en junio ya es el más caro de la historia de España.

¿Qué ahorro supondrá esta medida?

La ministra portavoz del Gobierno ha explicado que esta rebaja del IVA supondrá un ahorro de unos 857 millones entre todos los consumidores españoles.

Si bien, según los datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), esta rebaja supondrá para los hogares y las pymes un ahorro de, aproximadamente, 650 millones durante este 2021, lo que se traducirá en unos 6 euros al mes por usuario y 36 euros hasta final de año.

¿A quién beneficiará?

- Todos los consumidores con una potencia contratada de hasta 10 kW, siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista esté por encima de los 45 euros por MWh. Esto, básicamente, apunta a casi todos los hogares de España, debido a que la media de potencia contratada en nuestro país está entre los 3,45 y los 4,6 kW. Además, en estos momentos, resulta complicado que el precio del mercado mayorista se reduzca lo suficiente como para que el Gobierno se ahorre la reducción: para hacerse una idea, en la primera quincena de junio el precio ha alcanzado los 81,50 euros por MWh.

- Todos los consumidores considerados vulnerables severos pagarán un 10% de IVA, sin importar la potencia contratada o el precio de mercado. ¿Y quiénes forman parte de este grupo? Para empezar, según explica la Comisión Nacional para los Mercados y la Competencia, aquellas personas cuya renta anual sea igual o menor a un 50% de los umbrales establecidos para ser considerado consumidor vulnerable.

- También, dentro del grupo de vulnerables severos, están aquellas personas que formen parte de una familia numerosa y perciban una renta anual que sea igual o menor a dos veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) en 14 pagas. Es decir, unos 15.817 euros.

- Junto con eso, también pueden ser considerados con esta categoría las familias cuyos miembros reciban la pensión mínima del Sistema de la Seguridad Social —bien por jubilación, bien por incapacidad permanente— y que, en el caso de percibir otros ingresos, la cuantía agregada anual no supere los 500 euros. En este sentido, cabe otra posibilidad para formar parte de este status: que la renta sea igual o inferior a 1 vez el IPREM; es decir, 7.908,60 €/año. Concretamente, el grupo de vulnerables severos ya estaba incluido entre los receptores del bono social, y es uno de los pocos que, en este caso, (si forma parte del bono) no puede sufrir cortes de luz.