Los economistas David Card, Joshua D. Angrist y Guido W. Imbens han sido galardonados con el premio Nobel de Economía, según ha anunciado este lunes la Real Academia Sueca de Ciencias. El galardón es el último de los Premios Nobel anunciado y será entregado, como los demás, el próximo 10 de diciembre.

En el caso del canadiense David Card, los responsables del Premio han destacado sus contribuciones empíricas a la economía laboral, mientras que en el caso de Joshua David Angrist y Guido W. Imbens han subrayado sus contribuciones metodológicas a las relaciones causales.

"Los galardonados de este año, David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens, nos han proporcionado nuevos conocimientos sobre el mercado laboral y han mostrado qué conclusiones sobre causa y efecto se pueden extraer de experimentos naturales. Su enfoque se ha extendido a otros campos y revolucionado la investigación empírica", ha señalado la Academia.

"Aumentar el salario mínimo no necesariamente conduce a menos puestos de trabajo"

Sobre el trabajo de David Card, la Academia ha señalado sus estudios sobre los efectos del salario mínimo, la inmigración y la educación en el mercado laboral "que desafiaron la sabiduría convencional", lo que condujo a nuevos análisis y conocimientos adicionales. "Los resultados mostraron, entre otras cosas, que aumentar el salario mínimo no necesariamente conduce a menos puestos de trabajo", recoge la Academia sueca.

Un estudio que ha celebrado la ministra de Trabajo Yolanda Díaz, que ha felicitado a los galardonados a través de su cuenta de Twitter. "Enhorabuena a Card, Angrist e Imbens por este merecido Premio Nobel de Economía. Según el fallo del jurado: 'contrariamente a la visión convencional, demostraron que la subida del Salario Mínimo no se traduce en una subida del paro'", ha destacado.

 

De esta forma, los tres premiados suceden en el palmarés de este galardón a los economistas Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson, ganadores del Nobel de Economía en 2020. El Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en memoria de Alfred Nobel está dotado con 10 millones de coronas suecas (988.000 euros) de los que la mitad serán para David Card, a quien la Academia ha adjudicado explícitamente la mitad del galardón, mientras que Joshua Angrist y Guido Imbens compartirán la otra mitad.