El departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transportes por Carretera (CNTC) ha anunciado tres jornadas de cierre patronal antes de Navidad, concretamente los días 20, 21 y 22 de diciembre de este año. En un comunicado, hablan del "estado de abandono por parte del Gobierno de España al sector del transporte de mercancías por carretera tras varios años de negociación alrededor del paquete reivindicativo del 20 de febrero del 2020".

De esta manera, aseguran que se ha "agotado la paciencia del sector y los canales razonables de negociación, a lo que se une la absoluta falta de sensibilidad por parte de los clientes en la presente coyuntura económica, quienes se aprovechan de la posición de dominio que les concede la vigente regulación del contrato de transporte de mercancías por carretera".

Una coyuntura que, según se indica en el texto, está "provocando incluso un enorme problema de falta de conductores profesionales ante el trato degradante e inhumano en las condiciones en las que realizan su trabajo". Por todo ello, el CNTC convoca unos días de cese de actividad entre las 24 horas del día 19 de diciembre y las 24 horas del 22 de diciembre. En este sentido, han advertido que "solo un cambio radical y urgente por parte de Gobierno y clientes podría evitar este conflicto".

El organismo ha criticado la prohibición de que los conductores realicen carga y descarta de camiones, la no implementación de la Euroviñeta y la aplicación obligatoria de la cláusula de revisión del coste de combustible. En esta línea, echa en falta la construcción de áreas de descanso "seguras" para los profesionales del transporte de mercancías.

La falta de relevo generacional, uno de los mayores problemas que se vive en este sector

Recientemente se ha comenzado a abordar en nuestro país el problema de la escasez de camioneros ante la "falta de relevo generacional" por las duras condiciones de este trabajo. De hecho, solo en España, la patronal calcula que harán falta unos 15.000 en el futuro. Esta carencia de camioneros, que también se sufre a nivel mundial actualmente, está provocando un retraso todavía mayor de la situación en los puertos, agravando el colapso.

Un equipo de laSexta Columna ya charló con un camionero que lleva subiéndose a su cabina tres décadas para conocer de cerca el problema de precariedad que se vive en este sector. "La vida social y la conciliación con la vida familiar es prácticamente imposible. Te pierdes fechas importantes como los cumpleaños de tus hijos, los nacimientos...", explicó Juan Antonio. Cada vez más trabajo al tiempo que se reduce el salario, según denuncian.

La edad media de un camionero en España supera los 50 años y preocupa que no exista un relevo generacional precisamente por las condiciones que rigen este empleo en la actualidad. "A día de hoy, un chico de 21 años se va a subir a un camión, se va a tirar una semana fuera de casa, y al final de mes lo que va a llevar a su casa son unos 1.300 euros", contó Juan Antonio.