La vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, abre la puerta a extender los ERTE "en algunos ámbitos que se vean más particularmente afectados" por la crisis provocada por el coronavirus.

Así lo ha indicado en declaraciones a 'Antena 3', donde la ministra de Economía ha defendido que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo han sido un mecanismo "muy útil" en la fase más dura de la pandemia, que posteriormente se han ido "adaptando para apoyar la reactivación" económica.

En este sentido, Calviño ha estimado que aproximadamente un 75% de los trabajadores que estaban en ERTE ya se ha reincorporado al trabajo y ha valorado que "en esta segunda fase también está siendo un mecanismo muy útil".

Ahora, ha dicho, "lo que tenemos que pensar es si a partir de septiembre hay que continuarlo, a lo mejor en algunos sectores, en algunos ámbitos que se vean más particularmente afectados".

En este sentido, la vicepresidenta económica ha abogado por transformar los ERTE de "un instrumento de choque" a uno que fomente "que se invierta en la formación de los trabajadores, que sea una oportunidad también de recualificación del trabajador y no solo de mantenimiento o de hibernación de la economía".

Preguntada sobre si, entonces, los ERTE se ampliarán más allá del 30 de septiembre -fecha en la que concluye la última prórroga-, la ministra ha indicado que en este momento el Gobierno trabaja en "qué aproximación tenemos que tener en los próximos meses". "Lo veremos, por supuesto, con los agentes sociales", ha apostillado.

Yolanda Díaz rechaza hablar de plazos

Calviño ha hecho estas declaraciones apenas unos días antes de que el Ejecutivo, patronal y sindicatos retomen las negociaciones sobre los ERTE, el próximo 4 de septiembre.

Sobre esta cuestión se ha pronunciado también este jueves la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que en entrevista con 'RNE' ha manifestado que negociará "exactamente igual los ERTE ahora que antes".

La titular de Trabajo ha considerado que sería "imprudente" desvelar su planteamiento previo a esas conversaciones y afirmado que su departamento nunca parte en una negociación "con líneas rojas".

Tampoco ha querido Díaz avanzar plazos con respecto a los ERTE. "No se trata de fechas sino de medidas eficaces", ha aseverado, defendiendo en su lugar la necesidad de disponer de ERTE uqe permitan, en caso de rebrote, que si en una empresa hay un contagio haya mecanismos para la protección de la propia compañía y de los empleados.

Al igual que Calviño, la ministra de Trabajo ha asegurado que los ERTE son una "herramienta" que "funciona bien". "¿Por qué le voy a poner un plazo?", ha agregado.