La guerra en Ucrania ha trastocado las previsiones económicas del Banco de España para este 2022. Si España iniciaba las primeras semanas de este año encaminada hacia la continuación de la recuperación económica tras la pandemia, el conflicto Rusia-Ucrania rebaja en casi un punto las perspectivas de crecimiento.

Como concluye el Banco de España en su informe, la guerra impacta sobre la actividad económica a la baja y sobre las dinámicas de precios, al alza, y lo hace con más fuerza sobre Europa por su interrelación con los países en guerra.

Además de la subida de precios del petróleo y el gas, bienes de los que Rusia y Ucrania son grandes productores, la guerra ha imprimido una mayor incertidumbre que afectará negativamente a las decisiones de gasto de hogares y empresas. En el caso de España, la guerra también está teniendo un impacto importante sobre la evolución de la actividad y de los precios finales de bienes y consumos.

Se retrasa la recuperación del PIB a niveles prepandemia

Con este contexto, las proyecciones macroeconómicas contemplan una tasa media de crecimiento del PIB del 4,5% en este año. Esto supone una rebaja de casi un punto (0,9) respecto a la tasa de crecimiento proyectada en diciembre. En base a estas nuevas proyecciones, la economía española crecería un 2,9% y un 2,5% en 2023 y en 2024.

En este escenario, la recuperación del nivel prepandemia de la actividad tendría lugar en el tercer trimestre de 2023, cuando hace tres meses se esperaba que fuese a principios de 2023.

La inflación al alza

En cuanto a la inflación, la tasa se situaría, de media, en el 7,5% en 2022. Una cifra que dista mucho de la previsión que hizo el BE en diciembre de 2021, que preveían que la inflación fuera en 2022 del 3,7%.

Para poner en contexto este dato y reflejar cómo ha ido evolucionando al alza, en el mes de marzo la inflación se ha situado en el 9,8%: 2,2 puntos por encima de la tasa registrada en febrero (7,6 %) y la más alta desde 1985, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es precisamente la inflación de casi dos dígitos uno de los principales problemas económicos que tienen enfrentados a Gobierno y oposición. El líder del PP, Alberto Nuñez Feijóo, pide bajar impuestos para "no llevar el país a la ruina" y usa esta situación económica para seguir retrasando los pactos de estado.

Mejora la previsión de empleo

En cuanto a la tasa de paro, el Banco de España se muestra más optimista respecto a la última previsión. Si en diciembre se preveía que para este 2022 la tasa de paro fuese del 1,4,2%, ahora se espera que sea del 13,5%, "en un contexto en el que la

participación laboral repuntaría levemente, tras su disminución en el trimestre anterior", destaca el organismo.

Así, y en consonancia con la recuperación del empleo, la tasa de paro seguirá descendiendo hasta situarse en el 12,8% en 2024.