El Credit Suisse anunció este jueves que ha pedido prestado 50.000 millones de francos suizos (unos 54.000 millones de dólares) al banco central suizo para "fortalecer de forma preventiva su liquidez".

El banco vivió el miércoles su jornada bursátil más negra al perder un cuarto de su valor en bolsa y descender sus acciones hasta un nivel históricamente bajo, por debajo de los 2 francos suizos, algo jamás visto en sus 167 años de historia, un desplome que arrastró a la baja a otros valores de la banca europea.

"Credit Suisse está tomando medidas decisivas para fortalecer de forma preventiva su liquidez con la intención de ejercer su opción de pedir prestado al Banco Nacional Suizo (SNB) hasta 50.000 millones de francos suizos (54.000 millones de dólares) en el marco de un Servicio de Préstamo Cubierto, así como un servicio de liquidez a corto plazo, que están totalmente garantizados por activos de alta calidad", explicó la entidad en un comunicado divulgado la madrugada de este jueves.

Además, anunció "ofertas de Credit Suisse International para recomprar ciertos títulos de deuda senior de OpCo por efectivo de hasta aproximadamente 3.000 millones de francos suizos (3.200 millones de dólares)".

El Banco Nacional de Suiza (BNS) había informado el miércoles que de ser necesario proveería de liquidez a Credit Suisse, pero aseguró que este banco cumple con los estrictos requisitos de liquidez y capital que se les exige a todas las entidades financieras suizas para garantizar su estabilidad.

Credit Suisse también anunció que ha realizado una oferta pública de adquisición en efectivo en relación con diez títulos de deuda senior denominados en dólares estadounidenses por una contraprestación total de hasta 2.500 millones de dólares.

Al mismo tiempo, Credit Suisse informó de una oferta pública de adquisición en efectivo por separado en relación con cuatro títulos de deuda senior denominados en euros por una contraprestación total de hasta 500 millones de euros.

Ambas ofertas están sujetas a varias condiciones establecidas en los respectivos memorandos de oferta pública. Las ofertas vencerán el 22 de marzo de 2023.

"Las transacciones son consistentes con nuestro enfoque proactivo para administrar nuestra composición general de pasivos y optimizar los gastos por intereses y nos permiten aprovechar los niveles de negociación actuales para recomprar deuda a precios atractivos", añadió la entidad suiza.

El Credit Suisse -duramente golpeado por la desconfianza en su gestión y en el sistema bancario en general tras la quiebra de tres bancos en Estados Unidos en una semana- solicitó la víspera al BNS y a la Autoridad Suiza de Supervisión del Mercado Financiero (FINMA) que hicieran una declaración firme de apoyo para calmar los mercados.

Ambas instituciones emitieron un comunicado conjunto señalando que a pesar de los problemas del sector financiero en Estados Unidos "no hay indicios que apunten a un riesgo de contagio para las entidades suizas".

Las grandes bolsas europeas vivieron este miércoles otro episodio de pánico con el sector financiero como protagonista, el segundo en esta semana, esta vez por la negativa del principal accionista del Credit Suisse a aportar más capital.

Credit Suisse abre con una subida del 31% en bolsa tras el anuncio

El título de Credit Suisse abrió esta mañana en la Bolsa de Valores de Zúrich con una espectacular subida, del 30,82%, tras el anuncio del rescate.

La acción había perdido un cuarto de su valor en la víspera, arrastrada por la crisis bancaria en Estados Unidos y la desconfianza generalizada de los inversores hacia el sector financiero, agudizada en su caso por los pésimos resultados de sus cuentas en los dos últimos años y una sucesión de escándalos.

Con esta alza en el precio de sus acciones, Credit Suisse recupera el terreno perdido el miércoles, cuando cerró la sesión con una caída del 24%, tras haber bajado hasta un 30% a media tarde, el peor descenso entre los bancos europeos, todos castigados por la ola de pánico que se apoderó de los mercados.