La propuesta de Vox de realizar controles antidroga en el Congreso y Senado si se inspecciona si Santiago Abascal porta un arma a su llegada al Parlamento ha traído cola. El líder de la formación de ultraderecha ha intercambiado unos agrios mensajes con el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien, tras el planteamiento, se preguntó si entonces Abascal de verdad acude armado al Congreso.

 

Una pregunta que Abascal ha recogido y, tras recordarle que ya ha dicho que "no le importa ser cacheado", ha aprovechado para sacar a colación el denominado Delcygate: "Por cierto, también podemos plantear control de maletas y maletines".

 

La propuesta de los controles antidroga parte de la queja del senador de Compromís Carles Mulet porque el Gobierno no le ha facilitado en tiempo y forma la documentación que avala el permiso de armas de Abascal y que había requerido al amparo del Reglamento del Senado. Mulet denunció que el Ejecutivo "obstruye desde hace meses" su solicitud, presentada el pasado 18 de diciembre.

Abascal se refirió al tema asegurando que no tendría problemas en "ser cacheado" a la entrada del Congreso de los Diputados, pero aseguraba que "sería bueno" que los diputados se sometieran a un "control antidroga" antes de acceder a los Plenos, extremo que también planteó el portavoz de Acción Política del partido, Jorge Buxadé, apuntando que "quizás a los españoles les gustaría más saber si los representantes de la soberanía nacional acuden a las reuniones de las comisiones y de plenos sin haber consumido sustancias psicotrópicas" y asegurando que "en los partidos de fútbol se hacen".

Tras ello, el grupo parlamentario Izquierda Confederal -Compromís, Adelante Andalucía, Més per Mallorca, Más Madrid, Geroa Bai y Catalunya en Comú Podem- ha presentado un recurso de amparo a la presidenta del Senado, Pilar Llop, para que el Gobierno informe sobre la licencia de armas del presidente de Vox y ha solicitado que se le quite el acta de diputado si acude con ella a los Plenos y recuerdan que "el reglamento del Senado en su artículo 102 prohíbe taxativamente el uso de armas por parte de los parlamentarios en todo el recinto del Senado, igualmente que el Artículo 101 del reglamento del Congreso comporta la suspensión temporal de diputado cuando el Diputado portare armas dentro del recinto parlamentario".