Miriam Gutiérrez está preparándose para un combate en el que se juega el campeonato europeo de peso ligero.

Antes del pesaje se pierden varios kilos, exactamente cinco; un régimen muy estricto y que supone un enorme sacrificio. "Su peso en un entrenamiento es de 66-67 kilos y tiene que bajar a 61", afirma su entrenador, Jero García.

"Cuando estás controlada por el nutricionista no pasas ni hambre ni sed", cuenta Miriam sobre su nutrición.

En la última semana antes del combate ingiere pocos hidratos de carbono, poca agua y un entrenamiento moderado ya que al reducir la energía disminuye el ejercicio.

El sacrificio de Miriam Rodríguez: "Tienes que salir a correr, la dieta, el descanso, son muchas cosas". Todo este trabajo lo hace por su gran sueño, ser campeona de Europa. Su primera batalla es el pesaje, una vez superado solo queda recuperar: "Te hacen una mezcla de hidrato y proteína, y especialmente recuperar todo el líquido".

Te puede interesar:

La historia de superación de Miriam Gutiérrez: de sufrir maltrato a llegar a lo más alto en el boxeo

La lucha de Álvaro: su hijo sufre dos enfermedades raras y el boxeo le ayuda en su día a día

Así es el chess boxing, el deporte que mezcla ajedrez y boxeo