Tiger Woods estaría inconsciente en el momento de su gravísimo accidente de coche el 23 de febrero. Eso se sonsaca tras la última información, procedente de un testigo del accidente y que ha sido recogida por el ayudante del alguacil del Condado de Los Ángeles, Johann Schloegl.

Según este testigo, cuya identidad permanece en secreto, el 'Tigre' estaría ya inconsciente en el momento del accidente de tráfico, algo que contradice a la versión jurada y oficial que se ha dado en todo momento.

Este testigo, además, dijo que Tiger no respondió a sus preguntas, algo que sigue siendo contradictorio con la versión oficial.

Carlos González, agente de Policía, fue el primer miembro del orden que llegó a la zona del accidente.

Según cuentan, Woods habría dicho que no recordaba nada sobre lo sucedido, y que tampoco se acordaba de haber cogido el coche ese día.

Woods, exnúmero uno del mundo del golf, sufrió un accidente y quedó atrapado en su vehículo el pasado 23 de febrero.

Tras esto, necesitó una cirugía debido a la grave fractura que sufrió en la pierna derecha, con los huesos rotos en la tibia y el peroné.