La organización de Wimbledon ha anunciado que no se disputará el torneo en este 2020 debido a la crisis provocada por el coronavirus. La 134º edición se jugará entre el 28 de junio y el 11 de julio de 2021.

Este escenario no se vivía desde la Segunda Guerra Mundial, la última vez que el torneo se suspendió de manera definitiva por última vez.

El torneo ha informado en un comunicado de la decisión tomada: "Lamentamos que el All England Lawn Tennis y Croquet Club haya decidido hoy que The Championships 2020 se cancele debido a problemas de salud pública relacionados con la epidemia de coronavirus".

 

A diferencia de Roland Garros, Wimbledon ha echado el cierre de manera definitiva en este 2020. La cita parisina, por su parte, trasladó sus fechas a septiembre (del 20 de septiembre al 4 de octubre). Allí Rafa Nadal tratará de lograr su decimotercer título sobre la tierra batida más famosa del mundo.

Mientras en Estados Unidos se ha conocido este miércoles que las instalaciones del US Open están siendo utilizadas como hospital improvisado ante la pandemia del coronavirus. Nueva York es ahora mismo la ciudad más afectada del mundo y donde se encuentra el principal foco de infectados.

La Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA) ha indicado que el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King (donde se disputa el US Open) albergará un total de 350 camas de hospital durante la crisis sanitaria en Estados Unidos.

El US Open se mantiene

Minutos después de conocer la decisión de Wimbledon, el US Open ha emitido un comunicado en el que asegura que comprende la decisión del torneo londinense y que, de momento, el US Open se mantiene en las fechas previstas.

"Nos estamos preparando para todas las circunstancias", advierten en la nota. El torneo de Nueva York, en el que el año pasado triunfó Rafa Nadal, se debería disputar entre el 24 y el 13 de septiembre.