Benoit Paire es el último 'chico malo' del tenis. El francés está rivalizando con Nick Kyrgios por sus 'manías' tanto en la cancha como fuera de ella, y se habla más de él por las polémicas que protagoniza que por sus actuaciones deportivas y por su tenis.

El número 31 del mundo, cuyo mejor puesto en la ATP fue un 18º en 2016, ha hablado con 'L'Equipe' y ha reconocido varias cosas, como que está "mentalmente agotado" por lo que se vive en el tenis en la actualidad.

Y también que ahora mismo el deporte le da igual: "El tenis no es mi prioridad. Mi objetivo en cada torneo es poder salir de la burbuja, es en lo único que pienso. No estoy feliz en la pista".

"Perdí en primera ronda en Acapulco... mucho mejor, así puedo salir rápido de la burbuja y estar unos días antes en Miami para ir a la playa o la piscina", cuenta.

Paire continúa: "Para los que aman solo al tenis, el estar en la burbuja les da igual. Son felices. Pero los que aman la vida, la libertad y aprovechar todo al máximo lo tienen complicado. Gael Monfils estaba muy mal en Australia.

Y tampoco es que le motive mucho el dinero: "Si ganas un ATP 250 quizá ganes 30.000 euros. Perdiendo en primera ronda, gano 10.000. ¿Para qué pelear como un loco para ganar un poco más?"

"Hay mucha ventajas si pierdes. Llego, cojo algo de dinero y voy al próximo torneo. No cojo la raqueta para nada", dice Paire.

Y es que dice que ni se está entrenando: "No tengo ni entrenador. Ni tampoco preparador físico. No estoy preparado para jugar grandes partidos".