Novak Djokovic ha tenido varios encontronazos con la ATP a lo largo de esta temporada y el último ha llegado con las nominación a los premios de la organización.

El tenista no está entre los candidatos al premio Stefan Edberg a la deportividad, una categoría en la que sí están nominados Rafa Nadal, John Millman, Diego Schwartzman y Dominic Thiem. Algo que desde Serbia consideran un "escándalo".

 

Los medios serbios creen que "es uno de los premios más importantes" y acusan a la ATP de "dejar fuera a Djokovic" de poder competir por un premio que Federer ha ganado trece veces y Nadal otras tres.

Donde sí aparecerá Djokovic es en la categoría de favoritos de los aficionados, una votación que finaliza el 11 de diciembre. El tenista tuvo una gran comienzo de temporada ganando la ATP Cup, el Open de Australia y el torneo de Dubái, una buena racha que la pandemia detuvo.

Luego llegaron las polémicas, el pelotazo que dio sin querer a una juez de línea en el US Open y por el que fue descalificado, la organización su torneo Adria Tour, donde no respetaron las medidas de seguridad y acabaron contagiados de la Covid-19, algo que desató las críticas de muchos tenistas. También desató un revuelo cuando creó una asociación de jugadores alternativa a la de la ATP, la PTPA.

A pesar de todo, su buen comienzo le ha permitido mantener el número uno en la clasificación hasta fin de año.