El primer Masters 1000 de la temporada, el de Indian Wells, se ha suspendido por el coronavirus. Así lo ha confirmado la organización por medio de un comunicado publicado en redes sociales, explicando que se encuentran "muy decepcionados" con la cancelación del torneo.

Tras confirmarse el primer caso de coronavirus en Coachella Valley, se ha optado por abordar la celebración del Indian Wells, que comenzaba este miércoles, para así evitar el riesgo de propagación y contagio por parte de participantes y asistentes.

 

Rafa Nadal, que ya se encuentra en California, se ha manifestado afirmando que es "muy triste" lo que está ocurriendo en el mundo por el coronavirus y diciendo que espera "soluciones pronto". Además, el tenista español desea a todos sus seguidores que estén "bien y seguros".