Con el reloj a punto de marcar el comienzo de un nuevo día en Australia, Rafa Nadal ha dicho adiós al primer Grand Slam del año. Lo ha hecho ante un rival intratable, a su mejor rendimiento, un Dominic Thiem que no solo dio una auténtica exhibición de golpes paralelos, sino que tuvo la suerte necesaria en los momentos clave del partido.

El español ha claudicado contra el austriaco en cuatro sets (7-6, 7-6, 4-6 y 7-6), quedando eliminado del Open de Australia y diciendo adiós, de momento, a su Grand Slam número 20.

 

Se le pusieron mal las cosas desde el comienzo del partido a un Nadal que no sólo tuvo que remontar el 7-6 inicial, sino también el 7-6 del segundo set. Una tarea titánica que no habría extrañado siendo Nadal, pero viendo el nivel de Thiem, se antojaba el más difícil todavía.

Su colección de golpes paralelos, de seguridad desde el fondo de la pista y su contundencia en los puntos de break hacía que el escenario que se pintaba para Nadal fuese mucho más difícil.

Hubo un momento para soñar. En el tercer set, Nadal consiguió rehacerse, ganando la única manga que no se fue al tie-break (6-4). Los breaks eran una constante, los nervios, palpables en la pista, sobre todo por parte de un Thiem que buscaba la manera de cerrar el partido ante el siempre difícil Rafa.

El cuarto set era la clave de todo, el todo o nada para Nadal. El comienzo tampoco fue bueno, con un 4-2 para Thiem que hacía presagiar lo peor. El español sacó su garra para aferrarse al partido, consiguiendo ganar tres juegos seguidos y colocando el partido en 5-4. Pese a sus esfuerzos, se llegó a otro tie-break. Y eso significa meterse en territorio Thiem

El austriaco aprovechó los fallos de Nadal, que llegó a jugarse el partido con un 'challenge' que puso el corazón en el puño a toda la Rod Laver Arena. Finalmente, Nadal claudicó ante un Thiem con visibles problemas para continuar en el partido. Quién sabe lo que habría pasado en un hipotético quinto set.

 

Lo cierto es que Nadal ya no estará en semifinales del Open de Australia, donde sí que estarán Roger Federer y Novak Djokovic, máximos favoritos para ganar el torneo ahora que el número uno del mundo se ha quedado fuera.

Thiem jugará contra Alexander Zverev en semifinales, que ganó a Wawrinka en cuatro sets.