Tras ganar a Tsitsipas en las ATP Finals, su torneo maldito, Nadal levantaba la copa del número uno del mundo. Gracias a la victoria de anoche de Roger frente al tenista serbio, el español se aseguraba acabar el año encabezando esta lista.

 

La primera vez que lo consiguió fue en 2008 acabando con los cuatro años consecutivos de Federer. Hoy en día, ambos, junto con Djokovic y Jimmy Connors son los únicos en haber sido los primeros del ranking hasta cinco veces en su carrera, y el único que les supera es el ex tenista Pete Sampras, que fue el número uno del mundo durante seis años. Rafa acabará el año por encima de las 200 semanas liderando la ATP, y es el sexto tenista que más tiempo se ha mantenido.

Hablaba emocionado tras recibir el trofeo Nadal, "Con mis 33 años, nunca pensé que volvería a tener en mis manos este trofeo". La trayectoria de Rafa ha demostrado ser un ejemplo a seguir como deportista, siempre con educación, admirando a sus rivales y dando lecciones de humildad. Ahora ya se puede centrar en las ATP Finals porque en caso de que Medvedev gane a Zverev, pasará a la semifinal de un torneo que aún no tiene en su palmarés. "Si mañana puedo competir ante ustedes de nuevo frente a Roger, será todo un honor, si no, espero veros el año que viene", zanjó el número uno.