Qué importante es mantener la cabeza fría en el deporte... y más en el tenis, en el que apenas se para y hay que tener precisión de cirujano para llevar la bola a donde se quiere. Khachanov perdió los papeles por completo ante Evans, y lo pagó con una derrota.

El ruso, uno de los grandes nombres de la ATP, pasó de poder cerrar en el 'tie break' su partido a perder un punto clave... y a volverse completamente loco.

Primero se quejó con bastante 'pasión' al juez de línea para, posteriormente, patear la red hasta casi cargársela. Para completar el 'hat trick', Khachanov golpeó con su raqueta al lugar en el que se sienta el juez de silla.

Así, complicado. Khachanov se fue por completo del partido, recordando ese momento en que pudo ganarlo, y finalmente perdió.

 

Se quedó sin punto, sin el desempate, sin el tercer set y sin la victoria.

El partido, eso sí, debió ser curioso. Sin ojo de halcón, los jueces de línea y el juez de silla cometieron ciertos 'fallitos' que hicieron que el propio Evans calificara todo como un "jod*** circo".