La española Garbiñe Muguruza no renovará el título de Roland Garros que consiguió en 2016, víctima en octavos de final de la estadounidense Sloane Stephens, finalista de la pasada edición, que se impuso por 6-4 y 6-3 en una hora y 40 minutos.

Brillante hasta esta ronda, Muguruza se vio superada por la 7 del mundo, ganadora del Abierto de Estados Unidos de 2017 y semifinalista esta temporada en Madrid.

Y eso que el partido había comenzado con buenos augurios para la caraqueña, que rompió de entrada el servicio de Stephens, ventaja que mantuvo hasta que en el sexto juego la estadounidense lo recuperó. Eso desestabilizó a la española, que ya no se apuntó su saque hasta el final del set.

Stephens, una sólida tenista de 26 años que disputaba sus sextos octavos en París, pero que solo el año pasado había superado esa ronda, antes de caer en la final contra la rumana Simona Halep.

La estadounidense era el principal obstáculo que tenía por delante Muguruza, que había visto como sus potenciales rivales de peso habían caído en rondas anteriores.

Te puede interesar

Rafa Nadal pasa a cuartos del Roland Garros

Rafa Nadal celebra una victoria | EFE