En los más de 100 años de historia del mítico Roland Garros, es la primera vez que el torneo se disputa en otoño. El cambio de estación provoca que los jugadores salten a la pista con temperaturas bajas, lo que provoca que con el paso del tiempo el terreno se endurezca y se forme barro.

A su vez, la organización ha cambiado las pelotas con las que se está jugando, de manera que las nuevas 'Wilson' son más duras y dan más efecto a la bola, lo que dificulta el golpeo.

Estos fueron los dos motivos principales del tremendo enfado de Feliciano López en el Grand Slam de tierra batida. El tenista español cayó en primera ronda frente a Daniel Altmaier, número 186 del mundo, por 7-6, 6-4 y 6-4, y no dudó en cargar contra el estado de la pista en pleno partido.

 

Los micrófonos pudieron captar como el toledano, que participaba por vigésima vez en el torneo, criticó duramente el terreno de juego: "Mierda de pista, es que es una p*** mierda, un p*** barrizal es lo que es".

Rafa Nadal, que ya está clasificado para segunda ronda tras vencer a Guerásimov, habló sobre el estado de la pista: "Primero hay que adaptarse al cien por cien a las condiciones porque hay que entender que no es un torneo normal sobre tierra batida. Tenemos que pensar de la manera en la que afrontar los puntos y saber de qué forma podemos hacer más daño al rival".