Gianluca Moscarella, juez de silla profesional, ha sido suspendido por la ATP de manera provisional después de protagonizar dos conversaciones inapropiadas durante el partido que arbitró entre Pedro Sousa y Enrico Della Valle del ATP Challenger de Florencia.

En dos vídeos, se puede apreciar al árbitro teniendo varias conductas inapropiadas. La primera de ellas tuvo lugar cuando se dirigió a una recogepelotas en los siguientes términos: "Eres fantástica, eres muy sexy. ¿Estás bien? Hace mucho calor. ¿Tienes calor? ¿Física o emocionalmente?".

 

A estas palabras, se suman los consejos que dio a Pedro Sousa durante una pausa del partido en la que Enrico Della Valle se fue al baño.

"Querido Pedro, mantente concentrado. Dos minutos y terminar. Soy viejo para estar en la cancha dos horas. Te mato, te mato. Concentrado, por favor. Es un partido que hay que ganar 6-1, 6-1, la concha de mi hermana. 45 bolas de break has tenido", comenta al jugador.

 

La ATP ya ha abierto una investigación sobre estas palabras, unos vídeos que se suman a una denuncia que tuvo lugar en 2014 y que también involucraba a Moscarella de una empleada anónima de la ATP que aseguró haber sufrido abusos sexuales.

El juez de silla Magdi Somat aseguró haber escuchado un abuso verbal de Moscarella hacia esta empleada, a la que animó a denunciar los hechos. Ella le contó que no era la primera vez que sufría algo similar, desvelando que, durante el torneo de Gstaad, Moscarella le preguntó si quería tener sexo con él en su oficina, asegurando que le estaba "provocando" con sus "grandes pechos y su gran culo". El italiano desmintió estos hechos y se mantuvo en lo alto de la silla.

Esta denuncia llevó a Somat a perder su puesto como juez de silla de la ATP en 2014, según denunció en una nota colgada en 'The Tennis Purist'. La ATP emitió un comunicado asegurando que el artículo contiene "declaraciones falsas sobre la ATP y su personal".

 

Un escándalo que ha sacudido el mundo del tenis y que habrá que esperar para saber sus consecuencias.