No fue Novak Djokovic ni otro tenista reconocido mundialmente el que ha recibido en Wimbledon un emotivo aplauso de más de un minuto. Ha sido Sarah Gilbert. La investigadora y creadora de la vacuna de Astrazeneca ha sido protagonista de una sonora ovación por parte de todos los asistentes de la pista central del All England Club antes del encuentro entre Djokovic y el australiano Jack Drapper (triunfo del serbio por 4-6, 6-1, 6-2 y 6-2).

La reconocida profesora de la Universidad de Oxford fue invitada por la organización del torneo al primer gran partido de la jornada, al igual que varios sanitarios miembros del Servicio Nacional de Salud Británico, que también fueron ovacionados. Una ovación que gestó el 'speaker', que minutos previos a la salida de los tenistas a la hierba londinense, anunció la presencia de Gilbert en el palco y pidió a los espectadores un aplauso para ella.

 

Una petición a la que todo el público asistente se sumó, poniéndose en pie y aplaudiendo a la científica. Una científica que desde que comenzó la pandemia ha liderado el proyecto de la Universidad de Ofxord y la farmaceútica Astrazeneca en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus. Además Gilbert ha sido recientemente galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica por su labor en la lucha contra el virus.