El tenista serbio Novak Djokovic ha perdido en un tribunal australiano el recurso contra la decisión del Gobierno de revocar por segunda vez su visado, poniendo fin a las esperanzas de la superestrella del tenis de ganar el Open de Australia y acumular un récord de 21 títulos de GrandSlam masculino.

La decisión fue tomada de manera unánime por los tres jueces del Tribunal Federal, que ha abordado en una vista virtual el recurso presentado por la defensa de Djokovic, quien fue recluido el sábado en un hotel para detener a inmigrantes tras la polémica por su estado de vacunación.

Srdjan Djokovic, padre de Novak Djokovic, ha negado que comparase la deportación de su hijo con un atentado, alegando que las supuestas palabras que él habría pronunciado tras esta decisión eran en realidad las que habían dicho los aficionados.

"Pondré pleitos contra los medios que hayan transmitido dichas palabras como mi declaración", ha proseguido.

Djokovic, "decepcionado"

Djokovic ha asegurado estar "profundamente decepcionado" por la cancelación de su visado en Australia tras perder su recurso de apelación en un tribunal a esa decisión del Gobierno.

"Desafortunadamente durante las últimas semanas el foco (de interés) he sido yo y espero que (ahora) nos podamos centrar en el deporte y el torneo que amo", ha aseverado Djokovic al desear suerte a los participantes y agradecer el apoyo a su familia y seguidores.

El 5 de enero, Djokovic llegó a Australia con una exención médica para no estar vacunado frente al COVID, un requisito indispensable para entrar en el país. Sin embargo, a su llegada a Australia, las autoridades de inmigración retuvieron al tenista de 34 años, anularon su visado y le enviaron a un hotel donde permaneció aislado hasta el lunes, al considerar insuficientes las pruebas aportadas para lograr una exención médica de vacunación.

La polémica se avivó cuando las autoridades australianas detectaron posibles incongruencias en el visado del serbio. Según el documento, Djokovic marcó la casilla "no" en la cuestión de si había realizado algún viaje durante los 14 días previos a la llegada al país, que tuvo lugar casi en la medianoche del pasado miércoles en un vuelo que partió desde España e hizo escala en Dubai. "Mi agente se disculpa sinceramente sobre el error administrativo al elegir la casilla incorrecta. Fue un error humano y ciertamente no deliberado", se excusó Djokovic.

El tenista, que además aportó documentos que probarían que estaba infectado con coronavirus el 16 de diciembre, pasó las Navidad en Belgrado de acuerdo con las fotografías publicadas en las redes sociales, antes de trasladarse a España, desde donde abordó un avión el 4 de enero con tránsito en Dubái y destino final en la ciudad australiana.