Volvió a pasar. Y él mismo lo advirtió. Novak Djokovic ha dado otro pelotazo a un juez de línea. Ha ocurrido en la cuarta ronda de Roland Garros ante Karen Jachanov, partido que solventó por la vía rápida en tres sets.

Golpeó con la pelota a un juez de línea, tal y como había hecho en el US Open, cuando fue descalificado de manera inmediata. Esta vez la historia fue distinta.

Porque las imágenes demuestran que este pelotazo fue totalmente involuntario, ya que Djokovic apenas alcanzó a golpear la bola y la tocó casi con el marco.

 

Tras el partido, eso sí, dejó unas declaraciones llamativas. Pidió abiertamente la retirada de los jueces de línea de los partidos de tenis: "Con todo mi respecto a la tradición y cultura de este deporte en cuanto a la presencia de personas en la pista, no veo razones por las que seguir manteniendo a los jueces de línea".

El número 1 del mundo ya está en cuartos de final tras otra jornada sin excesivo trabajo. Su decimocuarta cita en unos cuartos de final de la tierra parisina.