Daniil Medvedev ha ganado el ATP 250 de Marsella tras imponerse en la final al francés Pierre Hugues-Herbert por 6-4, 6-7, 6-4. El ruso logró su décimo torneo en su carrera, aunque tras el partido tuvo en desencuentro con el árbitro.

Tras llevarse el partido y saludar a su oponente en la red, el moscovita, lejos de celebrar su victoria, empezó a discutir con el juez de silla. No es la primera vez que vemos esta conducta del Medvedev, que ya en varias ocasiones ha mostrado una actitud inapropiada. El moscovita ya perdió la compostura en la final del Open de Australia frente a Novak Djokovic (3-0 para el serbio) al romper la raqueta.

 

Con la consecución de este nuevo título, Medvedev ya es número dos del mundo con 9.872 puntos, superando los 9.670 de Nadal, desplazado al 'top 3'. El ruso se convierte en el primer jugador en ser la segunda mejor raqueta del ranking ATP fuera del 'Big Four' (Djokovic, Nadal, Federer y Murray) desde que el australiano Lleyton Hewitt perdiera el número dos en 2005.