Rafa Nadal, aficionado confeso del Real Madrid, no quiso perderse el empate de los de Zinedine Zidane frente al Real Betis en la noche previa a la disputa de la final del Conde de Godó contra Stefanos Tsitsipas.

Mohamed Lahyani, juez de silla del encuentro, consciente del gustó del manacorí por el conjunto blanco, no dudó en comentar la situación del equipo con Nadal durante una pausa de la final.

"¡Hala Madrid!", le dijo el árbitro, a lo que Rafa respondió con un escueto: "Un desastre". "¿0-0?, ¿dos puntos perdimos otra vez?", le replicó el juez de silla.

 

"Se acabó LaLiga, solo Champions", afirmaron ambos antes de que Lahyani se metiera en materia de fichajes: "Necesita goleadores... comprar un delantero". "Y más cosas...", respondió Nadal para zanjar.