En agosto de 2020 se nos congeló el alma al conocer que Carla Suárez sufría un tipo de cáncer y tenía que verse obligada a abandonar las pistas para comenzar con la quimioterapia.

Ocho meses después del anuncio, la tenista española ha comunicado que ha terminado con el tratamiento y ha superado el linfoma de Hodgkin.

"Un pasito más en este camino. Hoy termino el tratamiento y puedo decir que he superado un linfoma de Hodgkin", reza el mensaje de Carla, que concluye con un contundente: "¡ESTOY CURADA!".

 

Entrenando progresivamente desde diciembre, Carla Suárez ya mira con ilusión poder participar en los Juegos Olímpicos de Tokio este verano, cita que podría albergar (o no) la retirada de la tenista de 32 años, que siempre ha asegurado que querría despedirse del tenis sobre una pista.