Tras someterse a distintos exámenes médicos en Barcelona, Carla Suárez ha comunicado que padece cáncer. La tenista española ha relatado en un comunicado oficial que ha sido diagnosticada con el linfoma de Hodgkin y que deberá tener un tratamiento de quimioterapia durante los próximos seis meses.

"Los resultados clínicos me han confirmado la aparición de un linfoma de Hodgkin en mi cuerpo. El equipo médico me indica que la detección es temprana, su proliferación es curable y de pequeñas dimensiones. La reacción va ser inmediata: vamos a seguir un tratamiento de quimioterapia durante los próximos seis meses", reza el texto.

Después de renunciar a Cincinnati y el US Open, y tras esta dura noticia, Carla dejará a un lado la competición para centrarse en su salud: "El único objetivo que tengo en estos momentos es seguir diariamente el consejo médico, quedando cualquier otra realidad en un segundo plano".

 

El pasado mes de diciembre anunció que esta temporada sería la última de su carrera como tenista profesional. Siendo número 71 de la WTA a sus 31 años, su retirada parece estar muy cerca.