Ryan Newman, piloto de la Nascar, ha resultado herido de gravedad tras sufrir un accidente en la prueba de las 500 Millas de Daytona.

Todo ocurrió en la última vuelta de la mítica prueba del motor estadounidense. El coche de Newman fue embestido por Corey LaJoie, estrellándose contra el muro y saltando por los aires, arrastrándose por la pista entre chispas y fuego hasta finalmente pararse.

 

 

Tras sofocar las llamar, los servicios médicos llevaron a Newman al hospital Halifax Medical Center. Más tarde, la NASCAR confirmó que el piloto se encuentra en estado grave, pero que, afortunadamente, no sufre heridas potencialmente mortales.

"Apreciamos vuestros pensamientos y oraciones y os pedimos respetar la privacidad de la familia de Ryan -Newman- y de su familia durante este tiempo. Apreciamos vuestra paciencia y cooperación, daremos más información cuando esté disponible", aseguran.

La victoria final fue para Denny Hamlin, que consigue su segundo triunfo consecutivo en Daytona. Una celebración que quedó ensombrecida por la dureza del impacto de Newman.

 

"Creo que damos por hecho lo seguros que son estos coches. Ahora mismo, estamos rezando por Ryan -Newman-", afirmó Hamlin tras su victoria.

 

Incluso Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ha querido mandar un mensaje de apoyo a Newman: "Rezando por Ryan Newman, un piloto de la Nascar valiente".