La UFC ha confirmado que habrá una nueva pelea entre Conor McGregor y Dustin Poirier. El combate se celebrará el próximo 10 de julio en el T-Mobile Arena de las Vegas. El estadio podrá operar al 100% de su capacidad después de que Dana White, presidente de la UFC, anunciase la presencia de 20.000 espectadores, el aforo completo del recinto.

"Estoy muy contento de poder decir por fin que Las Vegas ha vuelto. Este verano, Las Vegas vuelve a estar abierta al público y el 10 de julio el UFC 264 estará en el T-Mobile Arena de Las Vegas al 100% su capacidad. Señoras y señores, eso son 20.000 aficionados", comunica el empresario en su cuenta de Twitter.

El motivo por el que se permitirá el acceso al recinto sin limitación de asistentes es el levantamiento de muchas de las restricciones por Covid del estado de Nevada, a partir del 1 de mayo. Así McGregor y Poirier volverán a verse las caras en el octágono con la presencia de sus seguidores. Será la tercera pelea entre el irlandés y el estadounidense. El historial es de una victoria para ambos. La última, obra de Poirier el pasado mes de enero tras ganar por KO a 'The Notorius'.