La UFC no prohibirá el uso de la marihuana para el consumo recreativo. A partir de ahora la mayor empresa de artes marciales mixtas del mundo no penalizará en las pruebas antidopaje el positivo en THC, componente adictivo del cannabis.

La idea de que fumar marihuana deje de considerarse como dopaje supone una decisión histórica para la organización. La norma se ha implantado a partir del día 1 de enero de 2021. Así lo confirmaba el medio 'ESPN' a través de su Twitter: "Un positivo en las pruebas de drogas en carboxi-THC, componente adictivo del cannabis, no será considerado una violación en la UFC".

 

Por tanto, los luchadores podrán consumir marihuana siempre y cuando no lo hagan en el día del combate, regla que todavía se mantiene en vigor. Pelear bajo los efectos de la sustancia estupefaciente seguirá estando prohibido.