Buenas noticias en el mundo del golf. Tiger Woods ha informado que ha abandonado el hospital donde estaba ingresado desde finales de febrero tras sufrir un accidente de tráfico que le ocasionó graves lesiones en su pierna derecha. El estadounidense continuará recuperándose en su domicilio tras permanecer en el Cedars-Sinai Medical Center de Los Angeles desde el 23 de febrero.

El golfista estadounidense así lo ha comunicado a través de sus redes sociales, donde ha querido agradecer los mensajes de apoyo mostrados por sus seguidores durante el último mes.

"Feliz de informar que estoy de regreso a casa y que continúo con mi recuperación. Estoy muy agradecido por la gran cantidad de apoyo y ánimo que he recibido durante las últimas semanas", dice el comunicado de Tiger en su cuenta de Twitter.

 

El campeón de 15 'majors' también ha querido agradecer el trato de los médicos del Cedars-Sinai Medical Center, que le sometieron a una cirugía en la parte inferior de la pierna derecha, donde tenía fracturados varios huesos, producto del accidente con su coche.

"Todos me han cuidado muy bien y no puedo darles las gracias lo suficiente. Me estaré recuperando en casa y trabajaré para hacerme más fuerte cada día", concluye Woods.