El pasado 23 de noviembre se celebraba el sexto evento del Gran Premio ISU de Patinaje Artístico, y en la categoría de hombres Rusia decidió arriesgar. Con la banda sonora de La lista de Schindler de fondo, Shulepov salía con un traje que combinaba la vestimenta de los prisioneros judíos en los campos de concentración con los uniformes de los guardias.

Si esto ya sorprendió a los aficionados, peor fue cuando la organización lo publicó en su lista de nominados para ganar el premio al Mejor Traje. Tras las críticas, la organización sacó un comunicado donde aseguraba que era una equivocación y pedía disculpas en un tuit: "Lamentamos que se haya presentado por error el traje de Shulepov", a lo que añadía: "El error ha sido corregido y nos sentimos sinceramente disgustados por este fallo que tantos malos sentimientos ha causado".

 

Jonathan Greenblatt, CEO de la Liga Antidifamación, mostraba su enfado en unas declaraciones para The Guardian: "Entendemos que los patinadores necesitan ser creativos en sus vestimentas, pero esta elección ha sido ofensiva e insensible". Sin embargo, aún le sorprendía más que la Unión Internacional de Patinaje hubiese incluido el traje como posible candidato. "La estrella amarilla de David no tiene cabida en el patinaje artístico", zanjaba Greenblatt.

Finalmente Anton Shulepov no fue capaz de clasificarse para la final, eso sí, creo polémica en la competición. El ruso no es el único que ha intentado arriesgar con un tema como el Holocausto, ya hay antecedentes: Jason Brown lo había hecho antes en el evento Grand Prix Skate America utilizando la misma música; la alemana Nicole Schott, en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018; Dmitry Peskov, con la banda sonora de La vida es bella, y muchos más que han sido criticados por utilizar un tema tan delicado.

Lo que no sabemos, es si ISU eligió para el premio al Mejor Traje esta vestimenta por error, o realmente la decisión sí que estaba premeditada.

 

*A partir del minuto 51 se puede ver el número de Anton Shulepov con el mediático traje