En Italia, al igual que en España, se están sucediendo este tipo de imágenes. A raíz de la cuarentena impuesta, el nerviosismo crece entre la población ante la imposibilidad de salir de casas y esto deriva en situaciones como la que nos atañe.

En Italia, a pesar de estar permitido salir a la calle a hacer deporte, mucha gente se ha concienciado con la imperiosa necesidad de quedarse confinado en casa para pasar estas difíciles semanas cuanto antes.

 

Es lo que ocurrió en Montesilvano (Abruzzo). Un 'runner' salió a correr y una vecina le regañó por estar en la calle y le instó a que volviera a casa. Lejos de hacerle caso, el corredor decidió cargar contra su coche con un martillo, dejándolo en muy mal estado.