'Spoiler': todos tuvieron un 10 en el examen. Seguramente no se tratase de un examen final ni una prueba de evaluación de suma importancia, pero lo que ocurrió en esta clase nunca se les olvidará ni a la profesora ni a los alumnos.

La educadora prometió a sus pupilos que si lograba encestar una pelota en la canasta que había al fondo de clase, todos tendrían un 10 en el siguiente examen.

 

Desde una distancia de unos cinco metros, la maestra logró meter la pelota por el aro y desató la euforia y el júbilo en la clase.