Srinivasa Gowda, de 28 años, podría ser el hombre más rápido del mundo y no Usain Bolt. Se trata de un obrero que corrió 100 metros mejorando en tres centésimas la marca de 9.58 que estableció Usain Bolt en 2009.

Gowda ha logrado completar el recorrido en 9 segundos y 55 centésimas con un hándicap añadido: correr atado a dos búfalos en una carrera que se realiza en India a modo de tradición.

 

"Haremos lo posible para identificar el talento deportivo", reconoció Kiren Rijiu, ministro de Deportes indio, que anunció que tratarán de incluir a Gowda en programas profesionales deportivos.