La final del Campeonato de Europa, disputada en el Estadio Central de Madrid entre las selecciones de España y de Países Bajos, ha establecido con 9.000 espectadores un nuevo récord de asistencia a un partido de rugby femenino en territorio español.

Al comenzar el segundo tiempo del encuentro, por megafonía se anunció la nueva plusmarca, confirmada por parte de la Federación Española de Rugby (FER) y que superó la anterior cifra de 3.400 asistentes, fijada desde el pasado 20 de enero en la misma sede durante un duelo contra Escocia.

 

Este logro del rugby femenino español se sumó a los más que recientes récords de asistencia que también se han batido en fútbol, con el choque entre Atlético de Madrid y FC Barcelona (60.739 espectadores), y en baloncesto, durante un partido entre Movistar Estudiantes y Magec Tías (13.472).